Actualidad

Los digestores de PercoMeta limpian todo tipo de residuos para producir biogás

  • El proyecto PercoMeta tiene como principal innovación el desarrollo de unos tanques de digestión anaerobia que evitan procesos de pre-tratamiento y retienen la materia sólida y otros impropios en el fondo del reactor para extraerla posteriormente.  


    El objetivo principal es “la mejora tecnológica del proceso de digestión anaerobia de la paja de cereal y otras biomasas y residuos de difícil tratamiento en digestores convencionales por su alto contenido en impropios”.

    Para lograr este objetivo, se han construido los W-Tank, “un depósito atornillable fabricado en placas modulares de fibra de vidrio que permite que la instalación y el transporte se lleven a cabo de manera rápida y económica”. Pretenden conseguir resultados representativos que puedan ser reproducidos a escala industrial. 

    En la planta piloto de Villavaquerín (Valladolid, España) se trabaja principalmente con paja de cereal porque fueron los sustratos que se introdujeron en el primero de los tanques de digestión anaerobia construidos. Sin embargo, están preparados para procesar estiércoles animales y camas de ganado y residuos orgánicos de la industria alimentaria, la gran distribución y municipales.

    Desde el proyecto afirman que la gran novedad de estos tanques es que son capaces de procesar la gran mayoría de los impropios que llevan estos residuos y evitar y eliminar así un paso dentro del proceso: el pre-tratamiento. Entre los impropios citan piedras, alambres, plásticos, madera, piezas metálicas, cartones, huesos y aluminio, entre otros.  


    Desde Toro Equipment consideran esta eliminación del pre-tratamiento y el sistema modular de los tanques como las claves del ahorro económico y la rentabilidad que aporta el sistema. Siguiendo con la paja de cereal, aseguran que “la composición leñosa y la naturaleza heterogénea del material suponen un coste importante a la hora de realizar la separación de materiales no deseados. Con esta nueva tecnología no es necesario realizar la separación de impropios previa a la digestión anaerobia”. 


    Explican también que “el sistema desarrollado retiene la materia sólida remanente y los materiales indeseados en el fondo del reactor y permite extraerla después de completar el proceso. De esta forma se reducen considerablemente los costes de inversión, operativos, de consumo eléctrico, de personal, de explotación...”

    Aseguran que “este nuevo proceso está orientado a maximizar la producción y calidad del biogás generado, lo que favorecerá su uso, no solo en aplicaciones convencionales (motores), sino también en aquellas que exigen unos niveles de calidad del metano superiores, como puede ser combustible para vehículos o inyección en la red de gas”.

96 visionados